Ningún ejercicio en 6 años puede aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca

¿Demasiado ocupado o perezoso para hacer ejercicio? Hombres y mujeres tomen nota. Vivir sin actividad física durante seis años durante su mediana edad podría tener un mayor riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca, advierten los investigadores.

Descubrimientos

Los hallazgos, descritos en la revista Circulation, sugieren que participar de manera consistente en los 150 minutos recomendados de actividad moderada a vigorosa cada semana, como caminar a paso ligero o montar en bicicleta, en la mediana edad puede reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca en un 31 por ciento.

Aunque se sabe que las personas que son más activas físicamente tienen menos riesgos de insuficiencia cardíaca que las que son menos activas, se sabe poco sobre el impacto de los cambios en los niveles de ejercicio a lo largo del tiempo en el riesgo de insuficiencia cardíaca.

“Pasar de no hacer ejercicio a los niveles de actividad recomendados durante los seis años en la mediana edad podría reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca en un 23 por ciento”, señaló Chiadi Ndumele, profesor asistente de la Universidad Johns Hopkins de Maryland (EE. UU.).

Para el estudio, el equipo incluyó a 11,351 participantes, con una edad promedio de 60 años, monitorizados anualmente durante un promedio de 19 años.

Según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), la cantidad “recomendada” es de al menos 75 minutos semanales de intensidad vigorosa o al menos 150 minutos semanales de ejercicio de intensidad moderada.

El riesgo de insuficiencia cardíaca disminuyó en alrededor del 12 por ciento en los participantes que aumentaron su categoría de actividad física de pobre a intermedia o recomendada, o de intermedia a recomendada, en comparación con aquellos con calificaciones de actividad consistentemente bajas o intermedias.

Por el contrario, el riesgo de insuficiencia cardiaca aumentó en un 18 por ciento en los participantes que informaron una disminución de la actividad física de la primera a la tercera visita, en comparación con aquellos con niveles de actividad consistentemente recomendados o intermedios.

A diferencia de un ataque cardíaco, en el cual el músculo cardíaco muere, la insuficiencia cardíaca se caracteriza por una incapacidad crónica a largo plazo del corazón para bombear suficiente sangre, o bombearla con suficiente fuerza, para llevar el oxígeno necesario al cuerpo.

Los factores de riesgo del trastorno, que son la causa principal de hospitalizaciones en personas mayores de 65 años, incluyen presión arterial alta, colesterol alto, diabetes, tabaquismo y antecedentes familiares.

Autor entrada: venezuela33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *